Rafting


Actividad deportiva y recreativa que consiste en recorrer el cauce de ríos en la dirección de la corriente (río abajo), por lo general sobre algún tipo de embarcación o balsa. Por lo común los ríos que se navegan tienen algún grado de turbulencia. Estos también son llamados ríos de "aguas blancas", debido a que este color es característico de la espuma que genera la turbulencia en los cuerpos de agua. Otra denominación común para este tipo de ríos es simplemente "rápidos". Las embarcaciones más comunes que se utilizan son la balsa, la canoa o el kayak, que puede ser rígido o inflable.

Rafting en El Salvador 1. Metapán


Está ubicado en el Departamento de Santa Ana  y  aquí podrán encontrar  el Rio Guajoyo. Este imponente río, es el que brinda toda la velocidad que se necesita  para lograr la emoción que el turista busca, y cuyo el recorrido dura alrededor de 15 minutos  y debe hacerse con instructores. En  Metapán, el nivel que se practica es de  3-5, pues no requiere experiencia y las caídas a pesar de ser extremas, no son peligrosas en su totalidad. Es una linda experiencia que realmente usted querrá repetir. Lo mejor de todo es que puedes practicarlo durante todo el año sin importa que se invierno o verano. Muy recomendable para fomentar el trabajo en equipo, pues siempre se siguen las instrucciones o comandos que el guía ordena para el buen control de la balsa. Los precios pueden ir desde $60 por persona por un servicio completo, desde transporte, guía, instructor, equipo de protección y un refrigerio. Lo interesante, es que se cuenta con un equipo profesional y personal capacitado en la materia.

Rafting en El Salvador 2. Chalatenango


En El Salvador contamos con dos tipos de temporadas: lluviosa que es de Mayo a Octubre y en donde recorremos en varias secciones el río Lempa, el río Sumpúl, el Río Guajoyo, río Bandera y el río Paz; y en la época seca de Noviembre a Mayo el Río Paz. En el rafting, los ríos se clasifican según su dificultad de 1 a 6 grados. El riesgo es de bajo a alto.

•    Clase I: Familiar-Contemplativo.  Corriente lenta, olas pequeñas, es fácil guiar, el riesgo de caerse es bajo, apto para toda la familia (se aceptan niños mayores de 5 años).
•    Clase II: Ideal para la primera vez. Rápidos suaves y algo de oleaje. Corrientes más rápidas, maniobras ocasionales, olas moderadas e irregulares. No requiere experiencia previa y es apto para toda la familia (se aceptan niños mayores de 10 años).
•    Clase III: Intermedio. Río con rápidos más fuertes, olas irregulares, numerosas obstrucciones y algunas pendientes escalonadas. No requiere experiencia previa pero esta clasificación demanda esfuerzo físico. Apto para familias aventureras se aceptan niños mayores de 12 años.
•    Clase IV: Adrenalina. Corrientes rápidas, fuertes y muy irregulares con rocas obstruyendo el camino. En algunas partes las pendientes son muy pronunciadas y se requiere resolver maniobras rápidamente y bajo presión, existen riesgos de voltear la balsa. Se requiere experiencia previa en ríos clase III y buena condición física. Se aceptan mayores de 18 años.
•    Clase V: Adrenalina Extrema. Corrientes muy rápidas, irregulares y muy largas. Obstáculos complejos debido a la cantidad de peligros que hay que evitar. Se requiere excelente dominio de todos los elementos del rafting, seguridad y rescate. Apto sólo para los más experimentados ya que existe el riesgo de lastimarse.
•    Clase VI: Río absolutamente peligrosos. en el límite de los criterios de navegabilidad. No es recomendable su navegación. En El Salvador existe solo una sección clase VI que se encuentra en el río Lempa.



 

Síguenos

Facebook

Turismo de Aventura

JavaScript is disabled!
To display this content, you need a JavaScript capable browser.